Seguinos en nuestras redes

Fútbol

Senesi en Concordia: “Desde chico me enseñaron a tener sentido de pertenencia”

La familia del Club Salto Grande recibió al de Bournemouth. Lo llenó de afecto, como a todo hijo de la casa.

Publicado

el

“Invitamos a todos los chicos: hoy, 18:10 a 19:40, en nuestro club. Preparamos una GRAN SORPRESA para todos ellos y nos gustaría que puedan concurrir, no se la pueden perder”, decía un fragmento de la invitación que hoy llegó a las familias de los niños y adolescentes que juegan en el infanto juvenil  del Club Salto Grande.

Desde ese momento, hubo decenas de mensajes cruzados especulando sobre cuál sería esa sorpresa. La mayoría lo intuía y quería creer que finalmente se iba a concretar. Marcos Senesi es un referente, un espejo al cual mirarse, para muchos de esos chicos.

Junto a Lucas Robertone, que en el receso europeo anterior también los visitó, son los rostros visibles de la fotografía que da la bienvenida a las instalaciones del club. Ambos con la celeste y blanca como demostración de que se puede llegar. El sueño de ser futbolista y tener el privilegio de jugar con la selección argentina es real.

Sueño intacto

“Mi sueño es seguir jugando en Europa y, el día de mañana, tener nuevamente chances en la Selección que es claramente un sueño también”, le respondió a “3200, el código del deporte” en una breve pero sentida entrevista concedida luego de compartir su experiencia con los chicos del club que lo formó inicialmente como futbolista.

A sus 26 años, cumplidos el 10 de mayo último, el concordiense regresó a su casa tras una primera temporada en la Premier League donde logró el objetivo personal de incorporarse a la que es, actualmente, la mejor liga del mundo y, además, tener continuidad. También, logró el objetivo colectivo de conservar la categoría con el Bournemouth (finalizaron en el puesto 15).

“Haaland, Rashford y Harry Keane”, confesó que fueron los futbolistas que más le costó marcar este último año. Eso le dijo a los presentes, los mismos que luego hicieron fila para sacarse fotos, pedirle un autógrafo (buzos, camisetas, al derecho y al revés, papeles, botines hasta en la suela, canilleras y cuanto objeto tenían en la mano), darle un abrazo, otra vez un firma, un apretón de manos y más fotografías. 

“Me sorprendió el recibimiento”

Lo dio todo, transpiró casi con en la cancha en este 6 de junio húmedo y templado. La calidez humana, el respeto y la admiración genuina de un niño emocionado lo llenó.

“La verdad que estoy muy contento de estar acá. Me sorprendió el recibimiento de todos los chicos, de la gente del club. Quizás no me esperaba tanta gente, tantos nenes”, reconoció y destacó: “Fue muy lindo verlos y compartir un poco de mi experiencia y escuchar sus preguntas que fueron muy entretenidas”.

-De algún modo veías a ellos y te veías a vos de niño también.

-Sí, obvio. Yo tengo compañeros que quizás hoy son profes, pero son gente con la que jugué y en su momento otros fueron profes míos. Es lindo recordar cosas que pasaron hace 20 años y es una locura todo el tiempo que pasó y en el lugar que estamos hoy.

-El club, con algunas variantes, básicamente está igual. ¿Cómo lo viste?

-Sí, obviamente hay algunas cosas que no cambian con el sentido de pertenencia, el cariño que hay dentro del club nunca cambió así que muy contento.

Sentido de pertenencia

En los Países Bajos, donde defendió la camiseta del Feyenoord por tres temporadas (llegó a ser su capitán, grabaron un documental sobre su vida y disputó la final de la Conference League en 2022), como en San Lorenzo donde estuvo 4 temporadas (también lo capitaneó y ganó una Supercopa Argentina) es querido y respetado.

Deja una huella, como lo hizo en Salto Grande donde hoy sus sucesores vieron “El Gladiador. El viaje de Concordia a Rotterdam”. Ahí estuvo el profesor Matías Cabral, coordinador del infanto – juvenil de Salto Grande; Mario Del Duca, entrenador de la Primera División y todos los profesores de la institución.  La familia acompañó, abrazó al referente.

“Desde chico me enseñaron a tener sentido de pertenencia, a respetar el lugar donde estoy y es algo que trato de llevarlo a todos los lugares donde voy”, respondió al ser consultado al respecto por “3200, el código del deporte”.

Y cerró con una reflexión: “Quizás eso deja algo, una buena imagen. Son cosas que me han enseñado y me gusta volver a los lugares y que me demuestren ese cariño así que muy contento de haber estado acá y recibir el cariño de todos”.

Continuar leyendo
Comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *