Seguinos en nuestras redes

Especiales

Joaquín Scarinci: “Tilcara fue un club que me cambió la vida”

El rugbier concordiense fue el último protagonista del año en ADN 3200

Publicado

el

En Paraná, capital de la provincia de Entre Ríos, fue el encuentro que se dio entre 3200 El Código del Deporte y Joaquín Scarinci. Más precisamente en las instalaciones del Club Tilcara, una institución que le permitió reivindicarse en el deporte.

El joven de 27 años practico tenis en su infancia, luego en busca de un deporte grupal eligió el fútbol en donde encontró un arraigo deportivo en el Club Salto Grande donde compartió equipo con destacados jugadores profesionales como Leonardo Godoy, Lucas Robertone, Marcos Senesi, Eric Ramírez y Germán Guiffrey.

“Yo lo tuve como entrenador a Luca Marcogiuseppe que fue colaborador de Marcelo Bielsa, a Juan Etchegoyen tipos que sabían cómo hacerte llegar el mensaje. Tenía compañeros que eran súper competitivos. Yo entré a Salto Grande y jugaba en la promocional y luego pasé a liga donde me destaqué y eso me abrió las posibilidad de emigrar a Paraná”, comentó Scarinci en la entrevista.

Después de grandes actuaciones queda en las inferiores de Patronato de Paraná donde transita su etapa de juvenil. “Ahí fue uno de los lugares donde más aprendí la importancia de la alimentación, del entrenamiento, del descanso, el respeto y la disciplina. Recuerdo todos los viajes que hacíamos, los consejos que me permitieron crecer y adaptarme en el mundo deportivo”, expresó.

A medida que fue creciendo y se fue desarrollando como futbolista le tocó tomar una decisión que la enfrentó con mucha madurez. “Yo no iba a tener rodaje en AFA con Patronato e iba a jugar la liga local entonces en su momento me fui a jugar a otro club. Hoy lo veo como un capricho pero también me sirvió de aprendizaje. Junté mis pertenencias y me probé en Belgrano de Paraná donde quedé. Me dieron el pase a préstamo y jugué un año ahí”.

Una vez finalizada la temporada Scarinci cuenta que no le sentía el mismo gusto que toda su adolescencia al fútbol. De regreso a su Concordia natal para pasar las fiestas pensó en dejar de lado el deporte para enfocarse en lo académico. En ese entonces cursaba la carrerea de Psicología.

“Una vez que regresé de las vacaciones estábamos estudiando con un amigo Jerónimo Arnau para rendir en verano y él me insistía para que pruebe jugar al rugby. Ese día que nos juntamos arrancaba la pretemporada de Tilcara y le dije que si me traía una camiseta, un short, unas medias y me pasaba a buscar yo iba y lo hizo. Nunca pensé que me iba a hacer caso realmente”, contó.

“Así fue como inició mi historia con el rugby. Fui al entrenamiento y no entendía nada. Solo corría porque desde lo físico estaba muy bien por el fútbol. Después fue todo un proceso de aprender a jugar. Me enseñaron todo desde cero y desde el minuto uno que entré al club. Fue una cosa de locos. Tilcara fue un club que me cambió la vida”, afirmó.

Calidad de vida, valores y sentido de pertenencia

Así describió las enseñanzas que fue aprendiendo en estos años en el club paranaense. “La verdad que desde que entré al club todo fue un desarrollo en un montón de puntos y más que nada en lo personal. El rugby me dio contención. Con Tilcara estoy muy agradecido porque es una institución de buena madera”, resaltó.

Joaquín en la nota cuenta que tuvo dos lesiones complicadas durante su etapa como jugador de Tilcara y el club nunca le soltó la mano. “Siempre estuvieron conmigo y voy a estar eternamente agradecido por todo el cariño que me brindaron. Además, las posibilidades que me dieron de seguir creciendo”, valoró.

“Hay familias que me han adaptado como uno más. El pasar por este deporte y por este club me ha llevado a vivir diferentes situaciones que quizás no eran las más favorables. De venir de realizar otro deporte y de pasar mucho tiempo sin lesiones vine acá y tuve dos lesiones importantes y siempre me dieron una mano”, manifestó.

Por otra parte, analizó cómo fue su año 2023. ”Personalmente tuve un año de muchos desafíos donde tuve que ir puliendo aspectos míos como jugador y como persona. En lo grupal muy bien, muy contento. A mí el club siempre me abrió las puertas, me formó, me enseñó los valores y hoy en día se ve muy reflejado esos conceptos en el plantel superior que integro”.

“Por otro lado, institucionalmente el club creció muchísimo en lo que es infraestructura tanto en la sede como en las instalaciones mismas. El desarrollo que tuvo la parte del quincho, que es donde compartimos momentos y también donde fortalecemos el sentido de pertenencia que es algo que nos caracteriza, fue notable”, reveló.

“El club en lo social es familiero. Hoy venís y sentís un apellido en donde el padre es dirigente, colaborador, el hijo es entrenador, los nietos son jugadores. Somos una gran familia de gente sencilla. Todos trabajan con el mismo fin que es el que el club esté lo mejor posible. Ese es el camino que te inculcan y el cual respetamos firmemente”, recalcó.

Por último, sobre el final de la entrevista no dejó de agradecer a su familia que siempre lo apoyó en todos sus desafíos. “Yo creo que a pesar de la distancia la familia es lo más importante que uno tiene. Saber que está la familia biológica que está en todo momento y también la familia deportiva que te da todo el amor y el cariño para crecer”.  

No dejes de mirar la producción completa por nuestro canal de Youtube: @3200deportes. Ingresá, suscribite y compartí este hermoso momento con Joaquín Scarinci.

Continuar leyendo