Seguinos en nuestras redes

Tenis

Máximo Binaghi hace su camino en el deporte que lo apasiona

El joven finalizó primero en el ranking de Grado 1. El futuro: seguir jugando en una Academia.

Publicado

el

Máximo Binaghi vive en un sube y baja de emociones intensas en estos últimos días. Por un lado, el joven tenista de 18 años, viene de conquistar con Salto Grande la Copa de Clubes de Tenis, gracias al desempeño que él y sus compañeros de la escuela “Más que Tenis” tuvieron durante 2023.

Subcampeón en el Nacional de Nequén

Por otro lado, también en el plano deportivo, estuvo el fin de semana pasado compitiendo en Neuquén. Fue durante el Nacional Grado 1 que tuvo lugar en Neuquén capital. Allí concurrieron los mejores menores del país y el concordiense disputó la final. Tras obtener el subcampeonato, mantuvo una comunicación con la última emisión radial (sábados de 10 a 12 por www.oidmortalesradio.com.ar) de la temporada de “3200, el código del deporte”.

“Recién tuve la suerte de jugar la final, pero no se pudo. Igual, con buenas sensaciones. El clima no ayudó mucho, pero me voy muy feliz y termina un año muy bueno”, aseguró el joven que, además, está finalizando sus estudios secundarios en la Escuela Renacer.

Terminando la secundaria

De hecho, en esas maratónicas jornadas de este diciembre, el lunes tuvo su Acto Académico de Colación donde su mamá, la misma que lo acompañó junto al padre durante su estadía en tierras patagónicas, fue la encargada de leer las palabras de despedidas a toda la Promoción ’23. Emociones por doquier.

“Aparte del deporte, la secundaria es hermosa, es compartir con los compañeros. Ahora, a fin de año, se viene la Colación y la Recepción. A disfrutar”, destacó sobre esa etapa tan relevante que está dejando atrás. “Hay que termina la secundaria, es una etapa que se vive una sola vez. La verdad que mis compañeros te hacen disfrutar del año. El 18 de diciembre es mi recepción”, precisó.

Volviendo al certamen, desde las instalaciones del Tenis Club Neuquén, dijo: “Para llegar a la final tuve que jugar 4 partidos: primera y segunda ronda; cuartos de final y semis. La final fue el quinto partido del Torneo. Estoy cerrando mi año de menores y la verdad que muy lindo todo, me voy muy feliz”, celebró.

Se va un año de menores y ahora a pensar en un año de mayores.

-Sí, tengo un proyecto que es irme a una Academia de Rosario a seguir jugando para ser profesional, a seguir el deporte que me encanta y es mi pasión. Poder hacerlos con mis papás, que me acompañan un montón, me pone muy feliz.

– ¿Yéndote a jugar torneos, son muchas las cosas que se dejan de lado o sacrifican para jugar?

– Sí, yo por este deporte hago de todo. Justo tuve el UUD (Último, Último Día) de la Escuela, donde se puede compartir con mis compañeros y todo, pero no pude estar presente por el Nacional de Neuquén.

Los inicios

Hubo un tiempo, en que ese joven encontró en el deporte de las raquetas, las pelotas verdes y el polvo de ladrillo su lugar en el mundo. “Empecé a jugar al tenis a los 4 años, en el Club Hípico Concordia con Willy Mac Donald, un profesor del club”, recordó.

A modo de anécdota, relató cómo empezó a practicar: “yo iba al club de chiquito, estaba en la pileta que tenía un piso donde veía jugar tenis hasta que me iluminé, mi cabeza pensó y pensó hasta que me puse unas zapatillas y entro a la cancha. Así, sin pedir permiso ni nada”, dijo con picardía.

“Empecé a jugar hasta que el profesor me sacó de la clase, porque no me conocía. Y le digo a mi mamá: ´quiero empezar tenis, me gustó’. Mi mamá fue, habló con el profe y así empezó mi carrera tenística”, precisó.

En sus 18 años también practicó deportes como el básquet y el handball, “muy lindo deporte”, confesó; pero su favorito ya está claro cuál es. “El tenis es un deporte muy lindo para aprovechar, para hacer amigos y lleva mucho esfuerzo, entrenamiento, compromiso. Yo empecé a jugar porque me gustó, me atrajo”, reiteró.

Tiempo de balance

Cuando se le pide evaluar lo hecho hasta acá, competitivo, dijo: “mi mejor logro en tenis fue poder salir campeón anual del año, terminar número 1 en sub 14 me pasó una vez que terminé 1 del ranking y, ahora en 18, este año, pude lograrlo de vuelta”.

“La verdad que es muy bueno, lleva mucho esfuerzo, dedicación y mucho compromiso para ir a entrenar. Estoy muy feliz con mis logros y todos y ahora estoy disputando mi último torneo del año en menores. Disfruté a muerte mi último torneo donde tuve la oportunidad de que mis papás me puedan acompañar y estoy muy feliz. Voy a seguir dándole para adelante”, enfatizó.

Por último, dejó un mensaje para los que están iniciándose: “el tenis es lo más lindo que te puede dar un deporte. Hacés muchos amigos también. Ir a los entrenamientos, conocer chicos y, aunque tengas calor, te va a seguir gustando”.

Un mensaje a los más chicos

“Para los que no practicaron tenis, les digo que prueben practicarlo porque es un deporte único y lleva mucho tiempo poder hacer bien las cosas. Es muy lindo el camino para poder mejorar cada momento que estás dentro de la cancha”, dijo y cerró destacando algo que su actual entrenador, Martín Labella, también inculca: “los viajes son muy lindos, compartiendo con compañeros y entrenadores. Muchas risas y un montón de cosas que no te las saca nadie”.

Agradezco a mis padres, principalmente, que son los protagonistas que me bancaron desde el día uno que empecé a jugar. Después, un agradecimiento a Willy Mac Donald que fue mi entrenador a principios de mi carrera. Fue el que me apoyó y estuvo siempre para mí. También agradezco a Martín Labella, mi actual entrenador, que también me ayudó muchísimo y siempre está para todo. Sigan jugando tenis y, si quieren empezar prueben que es muy lindo deporte.