Seguinos en nuestras redes

Tenis

El Concordia Tenis Club vuelve a empezar

La creciente va quedando atrás. “Lo que más necesitamos son días de sol”, dice su presidenta.

Publicado

el

“…Queda mucho por andar
Y que mañana será un día nuevo bajo el sol
Volver a empezar
Volver a intentar
Volver a empezar…”

Así obran en el Concordia Tenis Club, tal como compuso e interpretó alguna vez Alejandro Lerner. La institución ubicada sobre calle Maciel García, en plena costanera de Concordia, vuelve paulatinamente a recuperar la fisonomía de siempre.

Limpieza y reparación

En pleno “Volver a empezar” están transitando estos últimos días, donde afortunadamente el agua del río Uruguay se ha ido retirando y volviendo a su cauce habitual. “Comenzamos esta semana con todas las tareas de limpieza y recuperación de las canchas”, comentó inicialmente Norma Kreiff, presidente de la institución.

En efecto, las canchas de tenis ocupan un lugar privilegiado en esa zona de Concordia, vecina a las vías del ferrocarril y a otro club que se vio afectado por la creciente, es decir el Club Atlético Libertad. A lo deportivo, cabe agregar que el Concordia Tenis Club también ha consolidado su perfil social (parrillas de por medio) y es reconocido por la cervecería que también funciona allí.

“Lamentablemente las lluvias pronosticadas por varios días nos van a demorar las tareas, más de lo esperado”, admitió la dirigente en la entrevista con “3200, el código del deporte”.

Gratitud

Aseguró que “atravesamos una situación bastante complicada. Gracias a la colaboración del Club Salto Grande, los profesores pudieron seguir dando clases a la mañana y, por otro lado, los socios, por gentileza del Club Victoria, pudieron ir a jugar como invitados sin presencia de socios, en horarios determinados”, destacó.

Así puso de relieve la camaradería existente entre 3 de los principales clubes con actividad tenística en Concordia. También, elogió el comportamiento de los socios: “siguieron manteniendo activa y al día su cuota, lo que nos permite y alienta a poder afrontar los gastos corrientes y venideros del club y a seguir trabajando para volver cuanto antes”.

“Saber que contamos con el apoyo de todos los socios, personal, profes y empresas que se acercaron para prestarnos su colaboración desinteresada, fue muy importante para nosotros y estamos muy agradecidos por ello”, afirmó a continuación.

Confió que “hoy realmente lo que más necesitamos son días de sol y buen clima para seguir avanzando en las tareas de recuperación”, dijo y agregó: “el resto, poco a poco, se va a ir normalizando”.

“Como te dije antes, agradecidos a todos los socios que bancaron y permanecen activos en nuestro club. Además del pago de su cuota, aportaron colaboración de trabajo y vehículos al momento de mudar herramientas y mobiliarios, como a las empresas que cedieron espacios para alojar nuestro equipamiento”, recordó respecto al momento en que debieron evacuar.

Una vez más, la institución centenaria va dejando atrás la creciente. Agradecidos, asumen ese desafío con la certeza de que el apoyo de propios y extraños está incondicionalmente empujándolos a recuperarse.