Seguinos en nuestras redes

Básquet

Leandro Vildoza le dedicó a Concordia el título de la Liga Sudamericana

Con Instituto y junto a Victoriano ganó la Liga Sudamericana. Revancha del subcampeonato de 2017.

Publicado

el

Leandro Vildoza nació en Tafí Viejo, la localidad tucumana de más de 169 mil habitantes donde también nació su compadre del básquet, Sebastián Orresta. Ambos, a su modo y coincidentemente, están unidos por su paso por Estudiantes Concordia.

Por si fuese poco, el mismo “Verde” concordiense fue el que los tuvo como protagonistas de una verdadera hazaña para el básquetbol entrerriano y nacional: jugaron dos finales internacionales, en la misma temporada.

Por un lado, la de la Liga Sudamericana donde perdieron 1-2 ante Guaros de Lara, Venezuela, y el Final Four de la Liga de las Américas. El anfitrión, San Lorenzo, fue el campeón. También jugaron los de Concordia, Regatas de Corrientes y Mogi das Cruzes de Brasil.

Concordia, su segunda casa

“Lean” es, en síntesis, un hijo más de Concordia, la ciudad que lo abrazó desde que llegó a mediados de 2016. No hay receso en el que no se dé una vuelta por su segunda casa, junto a su pareja, y visite a la familia de ella, amigos y a todos aquellos que fueron parte de sus días.

Si aquella final de Liga Sudamericana se perdió por muy poco, en una definición que sucedió en Concordia tras el cuarto juego (en el que perdió, en un “Gigante Verde” rebalsado de espectadores, por 82 a 79), la de este 2023 fue una revancha tanto para el base como para su entrenador, el también tucumano Lucas Victoriano (el mismo de aquel 2017 en tierras entrerrianas).

Comunicación telefónica de por medio, el capitán de Instituto de Córdoba dialogó con “3200, el código del deporte” y dejó un mensaje para Concordia, como también resaltó la fortaleza que tiene el equipo que hoy defiende y reveló una charla que mantuvo con su coach.

-¿Cuáles fueron las primeras sensaciones al terminar el partido, sintiéndote campeón?

-Miles de sensaciones por la cabeza. Es muy difícil conseguir esto, trabajar tanto tiempo y salir campeón. Hay jugadores que no les toca en ningún momento. Me sentía muy feliz y pensaba en mi familia y en la gente que me acompaña siempre.

-En el juego, ¿qué tuvo Instituto para ser el mejor?

Creo que fuimos muy unidos en los momentos de adversidad, siempre fuimos para adelante. De hecho, en la final, estuvimos 12 puntos abajo, en la primera mitad, y cualquier otro equipo capaz se venía abajo psicológicamente porque ellos eran un gran plantel y no habían perdido ningún partido. Creo que estuvimos muy unidos y defensivamente fuimos los mejores (en la final ganaron 81-72 contra Titanes de Barranquilla, Colombia).

-Desde Concordia, estando vos y Lucas, recordamos aquella Liga Sudamericana con Estudiantes. ¿Hablaron del tema, se te vino también a vos a la cabeza?

-Sí, con Lucas en la primera fase, en Oberá, cuando pasamos y teníamos que jugar con el local que venía muy bien; después que ganamos el partido, mano a mano, le dije que íbamos a tener revancha de la final.

Ahora, cuando salimos campeones, se acordó y me dijo: “me dijiste que íbamos a tener revancha” y, por suerte, tuvimos revancha y terminó con final feliz.

-¿Cómo sigue esto para ustedes: próximos objetivos?

-Ahora enfocarnos en la Liga Nacional: sabemos que es muy larga, va a costar. Seguramente estos dos partidos que jugamos, jueves y sábado en Buenos Aires, van a costar porque físicamente es como que nos bajó el cansancio de estos 5 partidos seguidos, en 6 días, pero sabemos que el club te demanda así que hay que salir a ganar también así que creo que vamos a estar bien.

-Un mensaje para la gente de Concordia.

-A la gente de Concordia agradecerle por el cariño de siempre. Varios me mandaron mensajes de felicitaciones por el título obtenido ahora. Siempre están pendiente. Sin Estudiantes y la gente de Concordia no estaría donde estoy ahora y este título es también para ellos.