Seguinos en nuestras redes

Rugby

Una Yaguareté levantó la copa y la bandera celeste blanca

Paula Pedrozo junto a Las Yaguaretés lograron un histórico título continental.

Publicado

el

Fue una conquista histórica en Asunción, Paraguay. Argentina cortó con el dominio de Brasil y por primera vez en la historia se coronó campeón del XXIII Sudamericano Femenino Seven tras vencerlo en la final por un resultado de 20 a 12. La afortunada de levantar la copa fue “Pula” Pedrozo, su capitana.

En diálogo con 3200 El Código del Deporte la deportista de Concordia expresó su alegría por la consagración. “Estamos sumamente contentas por el logro obtenido. Fue un torneo sumamente positivo donde no solo pudimos corregir las falencias sino también incorporar nuevas tácticas y destrezas”, comentó.

Argentina comenzó el torneo con una victoria sobre Colombia por 38 a 0, luego vencieron a Uruguay 41 a 0 y posteriormente a Paraguay 27 a 0. En el segundo día de competencia derrotaron a Chile 26 a 7 y 50 a 0 a Perú mientras que en la final sellaron el título sobre Brasil tras ganarle 20 a 12.

Sobre la final, la jugadora dijo que “el momento previo al último partido la verdad se hizo eterno pero estábamos muy concentradas tratando minimizar al máximo las dolencias físicas y buscando la mejor manera para transformar los nervios y la ansiedad en herramientas que fueran positivas para poder trasladarlas al campo de juego”.

También, la nacida en Concordia valoró el trabajo del cuerpo técnico explicando que “el staff hizo un muy buen trabajo, obviamente que las chicas también pero ellos mantienen cierta armonía hay mucha comunicación tanto entre ellos como para con nosotras y también muchas charlas individuales donde no solo se hacen correcciones más personalizadas sino donde también podemos explotar nuestras virtudes que son lo que nos hacen parte de este magnífico equipo”.

Paula fue una de las goleadoras de Argentina con 25 puntos (5 tries) detrás de Virginia Brígido con 45 puntos (7 tries y 5 conversiones) y Sofía González con 57 puntos (7 tries y 11 conversiones). La deportista también eligió un momento que le quedó guardado del torneo. “Si me tuviese que quedar con una foto me quedo con la última, la del broche de oro donde estamos todas celebrando y levantando la copa”, contó.

Por último agradeció “a todas las personas que estuvieron del otro lado de la pantalla, a nuestras familias, amigos y ustedes que promocionan este deporte tan hermoso” y comentó que “ahora tenemos que dar vuelta la página, nos queda recuperarnos y seguir entrenando. Tenemos todavía algunos torneos internos que nos mantienen en rodaje”.

Continuar leyendo