Seguinos en nuestras redes

Lanzamiento de disco

Lucas Miño, campeón mundial escolar

Lanzó 58.45 y se coronó en Río de Janeiro.

Publicado

el

El joven se dedica al lanzamiento de disco y llegó a tierras brasileñas como uno de los integrantes del seleccionado argentino que participa de los II Juegos Mundiales Escolares.

Campeón del mundo

Este lunes 21 de agosto quedará para siempre en el recuerdo de Lucas Miño, ya que se consagró campeón al lanzar 58 metros y 45 centímetros con su disco.

El éxito del de Concordia se registró en la prueba de lanzamiento de disco reservada para menores de 15 años. El podio lo completaron Lu Yu Xiang (China) cuyo mejor lanzamiento fue de de 56.36 y Gabriel Benicio Tenorio Leit (de Brasil) que registró un lanzamiento de 52.52. Hubo 13 jóvenes en la competencia.

Lucas Miño había sido convocado por la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) y los Juegos Mundiales Escolares están organizados por la ISF y se desarrollan en tierras cariocas desde el 19 y hasta el 27 de agosto.

Chapelet: “esto es el principio”

El profesor Tomás Chapelet, entrenador del concordiense en la pista del Polideportivo, se mostró “súper orgulloso del trabajo hecho por el chico. Un gran sacrificio de parte de él, la madre, su familia completa”.

“Principalmente de la madre que aportó para traerlo todos los días hasta Concordia desde La Criolla”, indicó y completó: “esto es el principio y el primer paso de una gran carrera deportiva a futuro para Lucas”.

Orgullo de la mamá

“Me enorgullece que, con tan poquita edad, es lo suficientemente maduro deportivamente para lo que tiene”, destacó Silvana, la mamá de Lucas, en comunicación con”3200, el código del deporte”.

Valoró, además, que en las competencias a las que ha concurrido hasta el momento, y en particular en esta de Río de Janeiro, su hijo demuestra “lo buena persona que es y lo buen atleta que es. Es un genio que es muy adulto. La verdad que para mí, como te vuelvo a repetir, que haya sido parte de la selección ya era un logro”.

Amplió al respecto, aún incrédula: “yo dije: ‘bueno por ahí es el Mundial, dentro del podio estaba perfecto’, pero primero te juro que todavía tengo la piel erizada”.

Admitió, también, “que tenía mucha fe de que le que iba a ir bien pero viste que por ahí a veces lo que deseamos no es lo que pasa”, dijo y reiteró: “pero muy, muy contenta y con las personas que lo acompañan, de una forma u otra, estoy sumamente agradecida”, cerró.

Continuar leyendo
Comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *